IDEAS

Invierno 2022: La situación energética argentina

Los costos energéticos crecieron exponencialmente como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania, especialmente los vinculados al gas, que se encarecieron en un 114%.

Argentina debía asumir una importación de energía por u$s 5.843 millones, pero la disparada de precios subió esta estimación hasta u$s 12.503 millones. Como consecuencia, el Ministro Guzmán avanzó sobre el proceso para convocar a las audiencias previstas para realizar ajustes tarifarios. Aunque dicha iniciativa parece ser insuficiente para cubrir la brecha existente entre el nuevo costo de la energía y las capacidades de importación financiadas por el tesoro.

Tres caminos del gabinete económico

  • Consensos sobre el combustible: el vicejefe de gabinete, Jorge Neme, el secretario de energía, Darío Martínez, y el titular de YPF, Pablo González, generaron una plataforma de trabajo con representantes de las principales compañías energéticas del país con el fin de reconducir combustibles fósiles para exportación al mercado local, para contener el costo de divisas en este sector.
  • Mesa de trabajo con la unión industrial argentina: el ministro Kulfas aseguró que su cartera va a coordinar con el sector industrial las eventuales situaciones de contingencia ante la falta de energía. Si bien no es el escenario ideal, se estudian recortes a los turnos de trabajo o esquemas de racionamiento en caso de una falta de gas crítica.
  • Búsqueda de socios internacionales: el ministro Guzmán, con soporte de la cancillería, inició tres gestiones que podrían generar condiciones contractuales de precios y plazos de pago flexibles: Chile, Bolivia y Brasil. Para los dos primeros, las visitas del presidente chileno, Gabriel Boric, y su homólogo boliviano, Luis Arce, daban la posibilidad de introducir el asunto en la agenda, mientras que con Brasil debería sostenerse una negociación proactiva, liderada por el Embajador Daniel Scioli.

Resultados y proyecciones

El presidente chileno no concretó ningún acuerdo de cooperación energética. De todas formas, hace pocos días sí pudieron conseguirse importantes avances con el gobierno boliviano. El presidente Arce acordó darle prioridad a la Argentina por hasta 18 millones de metros cúbicos diarios de mayo a septiembre de este 2022.

La primera parte, de hasta 8 a 10 millones de metros cúbicos, tendrá un costo de entre 7 y 9 u$s por MMbtu, mientras que el segundo tramo costará alrededor de u$s 12,18. Este precio tiene una tendencia preferencial, ya que se encuentra por debajo de los precios del mercado y representa, según la Secretaría de Energía, un ahorro de u$s 769 millones.

El informe completo aquí.